Video of Parent Tech Night

Video of May 3 Parent Tech Night
Posted on 05/09/2022
Kids on smartphonesOn Tuesday, May 3, school technology professional Dave Eisenmann presented tips to help parents teach their kids to make safe, responsible decisions online and with technology. A video of the presentation is available now through through Monday, May 30, at the following link: vimeo.com/707000232. A transcript of the video, in English and Spanish, is available below or at https://bit.ly/3PkFJ6n.

The video and transcript will not be available after Monday, May 30, but for a complete list of free resources, visit bit.ly/DaveTips any time.


El martes 3 de mayo, el profesional de tecnología escolar Dave Eisenmann presentó consejos para ayudar a los padres a enseñar a sus hijos a tomar decisiones seguras y responsables en línea y con la tecnología. Un video de la presentación está disponible desde ahora hasta el lunes 30 de mayo en el siguiente enlace: vimeo.com/707000232. Una transcripción del video, en inglés y español, está disponible a continuación o en https://bit.ly/3PkFJ6n.

El video y la transcripción no estarán disponibles después del lunes 30 de mayo, pero para obtener una lista completa de recursos gratuitos, visite bit.ly/DaveTips en cualquier momento.




Para ver esta transcripción en español, haga clic aquí.

As you heard, my name is Dave Eisenmann. I am the director of technology at Minnehaha Academy. I’ve been there for eight months, and prior to that, I was in Minnetonka Public Schools for 26 years, where I was an elementary school teacher, a middle school teacher, and the middle school track and cross country coach. I spent the majority of my time in Minnetonka as the director of instructional technology. And so, just in the past year, I made the move to get more into the behind-the-scenes world of technology and heading up the tech department at Minnehaha and helping them with all things technology, including instructional things, and working with students and teachers as well, but mainly focused on what I’m going to talk about.

Thanks for coming tonight. I apologize; my voice sounds a little hoarse if you’ve never heard me before. I woke up this morning with some awful cold, and it just hit me. I had a negative COVID test this morning, so I think it’s just a cold. I think it’s just a cold because I watched my wife have it last week and my daughter have it right before her, so it’s kind of cycled through and we’ve been taking all sorts of COVID tests, starting last week, and they’re still coming up negative. So that’s a good thing, but it’s just a miserable cold. So I apologize if I have to stop and wipe my nose or something during the presentation.

I’ve been doing these presentations now for about 15 or so years. I mainly do a lot of student assemblies. I’ve spoken to about 75,000 students across the state of Minnesota and into North Dakota as well, and I do a lot of parent education sessions like this. Sometimes they’re paired together, and I’ll tell you more about that in a little bit.

I’ll tell you a little bit about my family. My wife, Vicki, is a fourth-grade teacher in Waconia. We have four kids. Our oldest graduated from college, Katie. She’s starting at the U in grad school this September. Our oldest son is down at Drake University in Des Moines, and then I have a junior son at Minnetonka High School and a middle school daughter, also in Minnetonka. And so we spend, and have spent, a lot of time navigating this tech world with our kids, which is why you’re here tonight: to hopefully pick up some ideas, tips, tricks, things like that that I’ve learned along the way.

On your handout, there’s a couple pages, but basically, I’ve divided it into about 10 tips, and I’m only going to cover about the first five tonight. There's a lot of information on this handout. If you want to get more in-depth on some of these things, you’re certainly welcome to click on the links and look at things like that. I do want to point out that right at the top: bit.ly/DaveTips. That’s the only web address you have to type in, and this paper handout that you’re holding will come up on the screen. Then you can click on any links that are in that handout. Also, kind of toward the top, there’s a couple triangles. That second triangle down, you can watch some more videos if you aren’t tired of hearing me after our hour together tonight or if you have a family friend or relative that you want to share with. Feel free to send them that link, and they can watch a couple of those videos that are on there. I have a number of different talks. There’s some news media. I’ve given a couple of talks at my church, and then on the right, which you might find beneficial, I’ve partnered with a marriage and family therapist, Mathew Meyers, and talked about kids and technology and just how to manage it, how to manage and set rules and expectations and guidelines. Those videos are there for you as well.

Alright, so I’m going to cover the first five or so tips. The first one that I have is probably kind of obvious, but it’s worth pointing out just the importance of letting our kids know, upfront, our expectations with technology. We do that for many other things, but when it comes to technology, sometimes we don’t necessarily do this. We sometimes just get the video game system and let them set it up and start playing, or we get them a phone and they turn it on and start downloading apps and things like that. It’s important that we talk to our kids about what our expectations are the same way we set expectations for when they go over to a friend’s house or, as they get older, when they go to a sleepover or they go to a party or a camping trip. We always set up some of these guidelines. We need to remember to do that with technology as well.

One of the things that I always emphasize with our kids and when I speak to students is the golden rule: Treat others the way you want to be treated. That applies to technology as well. We hear a lot of things in the news: Kids mistreating one another or bullying one another through technology. A lot of that comes because they aren’t treating others respectfully through technology. And so, really reminding your kids the importance of practicing the golden rule when it comes to using technology.

Who here has kids at elementary level? Most of you. Who in here has kids at middle school level like I do? About half of you or so. Okay, who in here has kids at high school age level? Okay, about three of us or so. Who in here has kids at college or post-high school level, or adults? Grandparents sometimes come to presentations like this, if you have grandkids. Okay, so the majority of our audience is elementary and middle school-aged parents. I’ll focus on some statistics that’ll fit right in with your world.

I’d like you to think about learning to drive a car. You don’t just give keys to a kid, or your parents didn’t just give you keys and say, “Okay, now this car, go out and figure it out how to drive it.” You did some book learning about it. You sat in the car with an instructor. You sat with your parents in the driver’s seat. You had this whole practice. We need to do that same thing when it comes to technology. Let’s not just give our kids the tech. Let’s sit alongside them and help them with it. I mean, what a great opportunity we have as parents to be the guide for them through this world of technology that they’re learning rather than just giving it to them and hoping for the best, similar to driver’s ed.

So I think it’s important to start gradually when you’re going to use technology, not just handing over the keys right out of the gate. But I’ll share with you some of the things that we did in our family. This doesn’t mean this is the way you have to do it. Other families have different values. What we did is we waited until middle school for the smartphone. Some families wait until high school for this. I know some high schoolers who don’t have smartphones yet and their families are waiting on that. I also know some families whose kids have smartphones and Apple watches in early elementary school and their kids started very early with it.

When it comes to social media, we waited until ninth grade. We waited until high school for this. Some families, again, choose things differently. But what our ideas were with this is you’re going to start gradually. You’re going to show us you can use the phone. You can text. You can surf the web. You can start to learn to do some different apps and even some video games in the meantime. But we’re going to hold off on social media until you’re in high school.

And even though my kids sometimes came to me and said, “We’re the only ones who don’t have it,” - they weren’t -, I knew that there were many others. At presentations like this, I hear from other families, “Oh, we’ve waited until later for social media. I’m so glad to have found someone who waited. It seems like everybody is kind of rushing into it.”

Then you begin with this idea of gradual. It wasn’t just that you start high school and you get access to everything. We had a graduated or gradual release of some of the tools. So we waited until middle of high school, until sophomore and junior year, for starting things like Snapchat and TikTok, not starting to have it right out of the gate. I’ll talk more about social media video games in a bit. I just kind of wanted to outline some of those guidelines that we have put in place.

If you really need your youngest kids to have a GPS tracker, a way to call you, text you, things like that, I haven’t personally used these. I know some people who have young kids who have used these. It’s like a stripped down smartwatch where you can only call like Mom, Dad, and a couple contacts. And some of these allow parents to receive a copy of every message being sent to your kids, so I thought I’d point out a couple of those things if that’s of interest to you.

One of the reasons we waited for social media is that there’s a lot of research that says that the teenage brain or that tween brain is not fully developed, that prefrontal cortex, that decision-making kind of logic part of our brains that we have most of the time as adults isn’t really there in those middle school years yet. It’s not until even later in high school that they’re starting to really kind of develop some of those decision skills. So often they might post or say or record or upload things that can come back to haunt them, and they haven’t really thought it through carefully.

There’s also some very new research that’s being released that talks about the short attention span of a lot of these social media tools. Like the scrolling video feeds on Instagram and TikTok, some researchers are saying there’s a direct correlation to a shorter attention span and an inability to sit down now and, for example, watch a YouTube video because it’s too long. And they need that 10-second, quick little entertainment get-to-the-point sort of thing. So I believe there’s a lot of good reasons to wait on the release of some of this stuff rather than put it into our kids’ hands at a young age.

I don’t know if you have followed Frances Haugen, the whistleblower story of the woman who worked at and about a year ago came out on Facebook to release all this information on Facebook, which owns Instagram. They know, even at their company, that it’s not good for teens. It’s especially not great for young girls. But they were kind of hiding that, keeping that a secret. So she kind of released that and has done a lot to try and change things and change what’s known about social media and teens.

Some other tips that we’ve put in place at our house are that keeping tech in the bedroom at night is a no-no. We have it out of the bedroom. This next picture I got here is a not so pretty shot of the central charging place that we have in our entryway where cell phones and school iPad and things like that go. Even Mom and Dad’s phones are in that place.

So our kids are developing this habit of getting a good night’s sleep, not waking up in the middle of the night and getting on their phone, falling asleep playing video games. We’re trying to develop some of those habits. We’re letting them have those devices, and we’re trying to build in some control and stamina and things in understanding when to take breaks from it and so on.

I also put on the handout, under #1 with a triangle right next to it, my favorite resource, which is Common Sense Media. Who here has looked at Common Sense Media before? Okay, so maybe eight or so of us have. It’s a great resource. Up on the screen is a picture of their family media agreement. It’s a contract you can have with your kid, and it helps you have a tech talk with your kids about how to use technology and social media, who they’ll share their passwords with, what sort of things they’ll take pictures of, and so on. I just put that out there as an example. I’ll come back to Common Sense Media in a little bit. I’ll share a couple last tips, and then I’ll move on to #2.

A friend of mine is married to a child psychologist, and I found his advice to parents is really great and I do it with my own kids sometimes. He said, “When you have conversations with your kids, ask them questions in the hypothetical: ‘What would you do if this were to happen’ versus asking directly, ‘Have you ever done this?’” For example, what would you do if you went to a friend’s house and they were looking at pictures of naked people on the computer? What would you do if you were on the bus and someone was looking at something inappropriate on their phone or snapping pictures and posting them? If you hypothetically ask them, then you can have a conversation with your kid about it, but as soon as you say, “Have you ever looked at people online? Have you ever done X, Y, and Z?,” they immediately are put in defense mode. Whereas otherwise, if they have done something, they’re not suddenly scared that they’re going to get in trouble for it. So I encourage you to do that.

And the last tip that I have on this topic is: Let’s use those mistakes that kids are going to make as teachable moments. We all want our kids to be good, and we want to be proud of them and not have something embarrassing happen to them or have them do something wrong that other people find out our kid did. But our kids are going to make mistakes. And the sooner we can understand that they’re going to make those mistakes, we can use them as teachable moments rather than really coming down on them. Especially in those early elementary and middle school years when they’re just testing out the waters and trying their own things and learning how the world works, if you come down really hard on them like, “I can’t believe you did that! No phone for a week! You’re grounded,” those really harsh consequences are going to prevent the kid from ever wanting to come back to you and ask for any sort of help or advice on something related to technology or whatever the issue is because they’re going to be fearful of those consequences.

The second tip I’m going to talk about tonight comes down to modeling healthy screen time and entertainment screen time specifically. Research shows that parents who are actively mentoring their kids on this have healthier relationships than those who let their kids go off into the wild of the internet or those who block everything. So we want to help our kids through this. It’s up to us to be a good model.

I have a picture up here: This is my youngest, Megan, when she was really young. Early on in her life, her bedtime routine was that I read stories to her, helped her brush her teeth, and put her in bed. My wife would do it the next night, and we would trade off between kids every other night. Well, I’m embarrassed to say this, but I would have my phone out in one hand and brushing her teeth with the other, scrolling through emails, Twitter, Facebook, whatever. When she got older and she was reading, I would have my phone out. And then she, as a little kid, actually called me out on it. She said, “When Mommy’s with me, she just reads, and when Daddy’s with me, he always has his phone.” And it just hit me hard, and I thought, “My little kid is right. I need to focus on her.”

So I share that with you just to show that we all make mistakes, and here I am, going out and talking to people about parenting and technology while my little toddler points out to me that I’m not very balanced in my technology use and I’m not paying attention to her. That was a major moment, and it changed how I did everything. There was no phone out at bedtime anymore. I just focused on her and focused on each kid. I’ve tried to really set some boundaries about that for my kids. They’ll probably tell you that we have way too many conversations about it and they get tired of the conversations about it, but I think it’s important.

On your handout, under #2, one of my favorite speakers and biggest areas of learning on this has been Tristan Harris. He has a couple of great TEDTalks and he was featured on The Social Dilemma documentary on Netflix about two years ago. I strongly suggest you watch The Social Dilemma. I’ve watched it a few times. It’s actually pretty fascinating to watch it post-January 6. It came out before January 6 and the whole Capitol Riots, but it follows the life of a family of some teens who are all into tech. They’re trying to deal with having a balance of this. But then it also starts to share and inform you about how Silicon Valley and a lot of companies that develop technology have actually been manipulating us and they’ve been purposefully designed and persuasively designed to grab our attention. They’re using some of the best psychology that they have learned about us as humans.

Essentially, what you need to know is that Tristan Harris has a podcast called Your Undivided Attention. It’s excellent. I’d suggest you look at their resources. One of the things Tristan talks about in his TEDTalk is that technology companies are using some of the same things that gambling and casinos use to get you to want to play games: bright lights, bright colors, bells, flashing lights, sounds. And research shows that, when those sorts of things happen, you get these little shots of dopamine in your brain. That makes us feel good. We’re playing this game and we’re winning things. Well, Tristan has talked about, for years, our phones are like pocket slot machines. Instead of pulling down the handle, we’re pulling down with our thumbs and refreshing. Did we get any new messages, any more likes? Are there any more posts, any more content? It’s kind of hardwiring our brain into wanting more and more of this and getting these shots of dopamine.

Our kids are having to deal with this too. As they’re on social media and in technology and video games, getting extra lives and bonus points and things like that, they’re getting these shots of dopamine. As they get followers and likes, they’re encouraged to continue to get more or do more or continue to scroll. Tristan talks about the whole Snapchat streak. If you’re familiar with Snapchat, you know that the app tracks how many days that you have kept messaging someone. If Caroline and I are Snapchat friends, every day that I Snapchat her, it keeps a little counter going. That was purposely designed to keep people motivated to keep these streaks going and see how high their number can get. So these kids feel compelled to continue to Snapchat somebody for years and years and years, every single day, and they’re sending a picture of their foot or the side of their face or whatever it is just to keep their streaks going. They have hundreds and hundreds of friends, and some of them have to go through and Snapchat every single person every single day to keep it going.

We’re starting to see some of this reflected in movies besides The Social Dilemma. Both The Mitchells vs. the Machines and Ron’s Gone Wrong are about these tech companies, where their founder, ironically or maybe purposefully named Mark, like Mark Zuckerberg, and someone kind of like Tim Cook, the head of Apple, are controlling people with their technology or with their robots or with their social media platforms. So we’re starting to see more and more of this out there where it’s getting into the mainstream. And people are thankfully starting to discuss this, starting to realize what technology has done to us and its persuasive design and how there are these algorithms behind things. I have a lot of resources on my handout that talk a lot about this.

I’m going to continue to move on, but it’s really worth learning more about, just for yourselves. Wherever you are on the political spectrum, wherever you are on researching different things, you’ll start to learn about how some of these tools, not even purposefully at the beginning, have almost mistakenly manipulated us into watching these videos and always putting content that other people have watched and continue to watch out there, which tend to be the most outlandish or outrageous or offensive. These computer algorithms in the background are feeding this stuff at us. These are the types of things that are really changing our society and our discourse and our political dialogue and our ability to have that dialogue with one another. These are the types of things that we can help our kids learn, and we can help them understand the reason.

We can have a conversation and say, “When you sign in on YouTube, why do you think those videos are showing up? And then think about what videos you watch the most. Why do you think those are there?” It’s a computer that’s putting them there. It’s not just random, but why? Start having those conversations with your kids, get them thinking critically about this. Tell your kids about the olden days when you used to have to press the “Play” button on the next episode of something. Then you can blow their minds by talking about the olden days when you used to have to walk to the mailbox to get the DVD from Netflix, and further blow their minds by saying you used to have to drive to a store and pick out a movie. This is all purposefully designed to keep us hooked and to keep us watching the entertainment world. These are important skills that we need to help our kids think critically about and be aware of.

There are a few quotes I have on some of these next slides, and they’re a bit concerning to me. Netflix says, “We’re competing with sleep.” Snapchat says, “The combination of social and media has yielded incredible business results but has undermined our relationships.” We’ve developed this kind of shallow, meaningless communication. We aren’t really getting to talk to one another, but boy, it’s yielded great business results. Or: We have these dopamine-driven feedback loops, but we’re kind of messing up society.

I don’t know if you’ve ever dug into some of this stuff, but I won’t get too nerdy on you here. It’s quite fascinating the types of things that you can target people for. I don’t know if you’ve heard about, years ago during the election, how they were targeting and could target very specific, small slices of people with political ads. This is a screenshot right out of Facebook advertising where I can target people based on their income, their relationship status, the foods they like, or what sort of fashion they like, or politics. It’s almost like you’re kind of a bunch of lab rats here. And as Tristan says, “If you aren’t paying for the product, you are the product.” Important stuff to pay attention to and help our kids with.

Anyone know what “FOMO” is? I asked that question a few years ago, and at that time, most people hadn’t heard of it, but now it’s almost commonplace that people know it means, “Fear of missing out.” We have this need to check in, and our kids have that too, and we can help them learn to balance that need and not always have to be scrolling through social media.

There are a couple of funny cartoons here that highlight that a lot of us are looking down at our phones. This is a public service campaign in Singapore where they show almost what I had with my daughter: that phones can almost be a barrier to relationships.

There are certainly great things about technology. My whole day job is working with tech and helping teachers and kids with technology, but we need to keep it in balance and hopefully we don’t need to put on a cone of shame to get it to happen.

On the handout, I’ll skip down to Prince EA. He has a video that I think was produced about six years ago that states that the average human spends about four years of their life just looking at their smartphone, and that was six years ago. And now, you know what that number is? That number is nine. Nine years of our lives. I think it’s important to help kids experience “JOMO.” You know what “JOMO” is? “Joy of missing out.” To not always have to go to their phones when there’s down time, or always go to their iPad, go to their video game. And we can model that. If I’m waiting in line at the grocery store with my kid, I could go on my phone and I could start scrolling through my phone, or I could stand there and talk with my kid and show them that I don’t always have to go to my phone and just do something with my idle time. To experience boredom and down time and talk time and conversation time.

If you change the amount of time you spend on your screen by just seven minutes a day, that adds up to 40 hours per year. If you extrapolate that out, you could end up with enormous amounts of time where you could be doing other things or having conversations or staring at the wall and the ceiling and helping your kids with that.

We have rules in our house that we shared a long time ago, and our rule was: You need to be where your feet are. If your feet are under the kitchen table, that’s where you need to be too, not checked out somewhere else, cut off from the people around you. Meals without technology. We have that same rule for cars in our house. We don’t have technology in our cars. Either talk to Mom and Dad and the other people in the car or just be bored, listen to the radio, look out the window.

I think it’s important to point out the difference between educational and entertainment screen time. Thankfully about five years ago, the American Academy of Pediatrics changed their recommendations for screen time and they stopped just calling it “screen time.” They started talking about entertainment screen time versus education screen time, which is so nice because, when I grew up back in the ’70s, the screen was the TV and that was the only screen. So screen time was just entertainment. But now, there’s a lot of learning that takes place on technology, so we need to keep that entertainment screen time in check.

It certainly has gone up with COVID, all the time we’re spending on screens. I’ve isolated our house and shown all the time we were entertaining ourselves with screens. But we’ve got rules and guidelines in our house that I’ll share with you. It’s not necessarily exactly what you have to do, but we used to say there’s about 30 minutes a day for video games. As my son got older and he’s now in high school, we’ve changed that and he can spend up to an hour on video games, up to an hour watching videos, and then about 30 minutes on social media. I’ll show you how to put those timers in place in just a moment.

If you decide to make changes, don’t just, all of a sudden, come down super drastically. Incrementally make some changes and talk to your kids about why you’re going to make some of these changes. So if you decide, we’re going to sit at a restaurant and not have any devices on, it’s going to be kind of hard when you first try that. So maybe you say, “Once the food comes, we’re going to put the devices away and just talk the rest of the meal,” rather than just going cold turkey and your kids doing that with you.

Another thing that I’ve done and encouraged my kids to do is turn off notifications. There are so many things on our devices. All these apps, whenever they want your attention, they’re designed to pull you in and maximize eyeball time on their app. When you turn off notifications, you can start to have some JOMO, instead of all these red badges, like, “Oh, should I have however many hundred Snapchats or however many views on Instagram posts and comments.”

This is on an iPhone. If you go to Notifications and you’re comfortable with it, you can slide the top button over just turning off all notifications. It’s pretty amazing. On my phone, I only have notifications for text messages, calendar, appointments, and I have them on during the week for work emails. But I don’t have all these other apps. I don’t have the ESPN app pushing out announcements, interrupting me throughout the day with news headlines or other things like that. If we don’t help our kids set up some of those same settings, they’re just going to be flooded with all these notifications for video games and social media and so on. So starting them off at an early age learning how to take control of their phone rather than having it control them.

I don’t know if you know this, but you can long press the moon, on both Google and Apple, I believe, and say, “Don’t disturb me.” This is a great skill to teach our kids. When we go into a movie theatre, let’s turn our phones on Do Not Disturb. Or we’re going into this play, or we’re going into church, or you’re going to start homework right now, so let’s turn on Do Not Disturb for an hour or until you leave this location. I turned this on before I started this presentation because I don’t want my phone to go off right now in my pocket because, even though I’m doing this presentation now in front of all of you, I would wonder, “What’s going on? Does somebody need me? I have so many notifications. What’s going on right now?”

So helping our kids learn to manage those distractions. At a young age, you need to keep the technology separate from them. As they get older, you have to help them learn to not get distracted by other apps and things as they’re doing homework on their technology tools. We want to develop these skills with our kids now while they’re under our roof because, in a few years for those of us who have high schoolers or older than that like I do, they’re not in your control. They’re living life. And we hope that they will follow the expectations and best practices and things we’ve put in place, but we have to set them up for that.

Who in here has used Screen Time? Okay, about half of us have. On Android, it’s called Digital Wellbeing. What it allows you to do on your Android or Apple is set up something called Family Link. On Apple, they call it Family Sharing. You can set this up so you can have your own phone screen time settings on your iPads or tablets or things like that. As you can see here, this is my phone. If you notice the bottom left corner though, that’s my daughter, Megan. I can tap on that and see all of her settings and the time she’s spending on every single app and how many notifications she’s getting interrupted with. It’s not perfect. Like, I use Google Maps almost every day, to and from work. It counts as screen time here. I wouldn't necessarily count that, but it inflates my screen time. So if you’re listening to music or something, things like that will come up and you kind of have to use it with a grain of salt and what it’s actually measuring.

I’ll also point out to you, on the left in red, “Content & Privacy Restrictions.” That’s a free web filter on every iPhone where you can block adult content and websites just by turning a knob. You can turn it on on your phone, and you can turn it on on your kid’s phone and you can lock it to prevent them from turning it off. What a great tool for us to just keep it a little bit safer with some of these things in place.

And so we can set up these time limits. Where it says App Limits in orange or Downtime in purple, you can set up limits. Like I said, my son gets 30 minutes of social media a day on Instagram and Snapchat as a high schooler. I have gone in on his phone and changed it so those two apps for social media allow 30 minutes total. And then he gets that amount of time. I should say, this is my youngest son. Once the time is up, he gets a button that says, “Ask for more time,” and occasionally, he does ask for more time. If he’s at a friend’s house or something like that and they’re playing some games, he wants more screen time. So he’ll send a request or text me saying, “Can I please have more screen time? We’re playing some video game.” So putting some guardrails in place so they aren’t spending all of their time on an endless scroll, but they get to spend some of their time on it, it’ll help them through that.

In fact, research says that the opportune amount of time is around 20-30 minutes in high school. Any more than that and it shows a stronger correlation between depression and negative feelings about things, if they’re just kind of scrolling around. We’ve talked about JOMO. I think it’s super important to give your kids experiences away from tech, so you learn that balance.

I told you I was going to talk more about Common Sense Media, and in about the last 15 minutes here, I’ll talk about more of these things. On Common Sense Media, I showed you that media agreement. They have really nice resources. I think about half of you have looked at them before, but these are just some screenshots of Common Sense Media. They have book reviews, movie reviews, video game reviews, and parent concerns.

Sometimes I’ve had parents come up to me with some really tough issues. They’re like, “I’m divorced, and my ex has no rules, and I’m trying to put some rules and guidelines in place.” Well, right on Common Sense Media, you can go to the Parental Concern section and they have a whole section for divorced parents, talking about certain rules and expectations. They’ve got a lot of great stuff on here.

You can dig in and see all these reviews of things like apps or TV shows or movies and what age they’re recommended for. My wife and I use this all the time to see what something is about. We’ll scroll down toward the bottom and read through the little paragraph, Cliff Notes version of the movie. They also give you suggestions to talk to your kids after they have watched it, what you can have a discussion with them about.

We use this so much that, if our kids want to go see a movie or something, they will say, “Well, I already checked it.” They’ll say, “On Common Sense Media, it says ages 11 and up.” Our daughter will say she’s already gone on and checked it out, so she knows.

And I like the fact that they have a free newsletter here for parents who might prefer an email newsletter. What’s nice about this is that it will help me stay on top of some of the latest tech tools, and I can scroll through it really fast, read the bulleted headers, and then just delete it, and at least I know some of the new things that are coming out, some of the apps, or things to watch out for, like what our kids are doing.

I’m not a big video gamer, but I was at a presentation two weeks ago, and a parent asked me about Discord. And I was like, “I don’t know what that is,” but I looked it up right there on Common Sense Media and I read all about it. It’s kind of a social network of sorts with a video chat for gamers. So lots of helpful tools on that.

I also mentioned the Center for Humane Technology. Under #3 on your handout, I have a link directly to some of their resources for parents. I know Max Stossel who works with parents, and he’s done some great talks. He helped produce The Social Dilemma. They’ve got really nice resources that, as your kids are older, you can watch some of these videos together. I don’t know if you can watch some of those TEDTalks with a little elementary school kid, but middle schoolers? You can sit down with a middle schooler and watch that 15-minute TEDTalk about how technology is designed to persuade you, and then start talking to your kid about that.

Tip #4: Filters and restrictions. I already dipped into Apple Screen Time, which is one of my favorites right on my phone. I’ll talk more about that in a moment. But one other thing to think about is your home WiFi. Here at school, the federal government requires that we have internet filters in place so kids can’t get to inappropriate and nasty stuff, but when they go home, if they’re using one of your own devices or your WiFi, it may not be filtered. Or they’re using a personal device.

So one of my favorite tools for that, and it’s free, is OpenDNS. Anyone in here used OpenDNS before? A couple people. I use this at home. Like any filter, it’s not perfect, but it does outbound a large majority of things. I went to their website, I got this new WiFi thing called Orbi WiFi router antenna for our house. In the control panel for it, when you log in and set up your account, you can go in and choose the address, the DNS you want it to point to, and you just put in these two long numbers that look like phone numbers. And what happens is all our internet traffic goes first to OpenDNS and says, “Is this OK to show or not?” If it is, it shows up on our screens at home. It’s like we’ve got a filter in place at home.

You can get super technical with this, super nerdy if you want to, and pick different categories of all the things that you could opt to block and other things that you might not opt to block. They have things called Whitelist or Blacklist where you can turn on and off things that you don’t want to be blocked. You might get some false positives that you don’t want to be blocked. This is a screenshot of some of the false positives we’ve gotten at home, like ZipRecruiter. Club Penguin was blocked. They couldn’t get into it. So all we did was go into Whitelist and say, “Always allow clubpenguin.com,” save it, and then they could.

There’s other products out there. I can’t speak personally about trying these other ones out, but a lot of families like Circle, or what’s called Disney Circle at times. They say, “Use that.” Use ARC. I’ve already mentioned Screen Time.

Here’s a couple of screenshots showing how you can actually get in. If you look in the bottom right of the screen coming up, where it says “Web Content,” I’ve locked all adult content on my phone. I don’t need to see that, I don’t need my kids to see that when they borrow my phone and on their phones. And you can also do it for ratings here. That’s only for Apple tools, like an Apple movie or Apple Music. So if they’re using something like Spotify, you need to go to those separate sites and apps. Under #4 on your handout, I’ve listed links to lots of these things, where you can go for parental controls on Netflix, where you can go to do that for cable providers and for music and so on.

And the very last thing I’m going to do here before our time is up: I think it’s important to avoid violent video games. There’s quite a bit of research that shows that violent video games tend to make kids more aggressive in their behaviors and their actions than others. There’s a lot of violent video games out there, so I’m a fan of holding off from those video games. You saw how I showed on those screens earlier our guidelines for gradual release. We’ve held off on Fortnite until our son was 16. He’s playing with Minecraft, he’s playing with Rocket League and some of these other games, like Mario Brothers, Nintendo, things like that with his friends, but he’s not doing the real violent video games. There’s certainly a lot of them out there that are popular now. Even high schools, not here but, some high schools have clubs or teams for video games.

The reason I’m telling you this is because, under #5, Dr. Dave Walsh is an author. He used to go on the news circuit, on morning news talk shows and talk about parenting and stuff. He’s a local Twin Cities guy. He started a research institute, and his organization, in the early 2000s I think, first pushed for video game reviews for parents. But anyway, one of the things he talked about with video games is the repetitiveness of the story that’s being played or the role of the teen. It’s like you have to ask what is it that your child is learning in this video game that she or he is playing over and over again, and do you want them to have that repeated narrative in their head? So I’m a big believer in avoiding violent video games. Like I’ve said, I know it’s not completely possible, but we can try to push that out until a little bit later in the high school years.

So I am out of time. I want to thank you for your time tonight. Like I said, there’s a lot on that handout. We only got through about half of them. There’s more research under each one that I didn’t pull out, but I hope that you found it helpful. Feel free to share that bit.ly/DaveTips with anyone else who might find it helpful. Thanks so much for your time and for coming out to hear about this topic.


TRANSCRIPCIÓN EN ESPAÑOL
Como escucharon, mi nombre es Dave Eisenmann. Soy el director de tecnología en Minnehaha Academy. He estado allí durante ocho meses, y antes de eso, estuve en Minnetonka Public Schools durante 26 años, donde fui maestro de escuela primaria, maestro de escuela intermedia y entrenador de atletismo y campo a través de la escuela intermedia. Pasé la mayor parte de mi tiempo en Minnetonka como director de tecnología educativa. Y así, solo el año pasado, tomé la decisión de adentrarme más en el mundo de la tecnología detrás de escena y encabezar el departamento de tecnología en Minnehaha y ayudarlos con todo lo relacionado con la tecnología, incluidas las cosas de instrucción, y trabajando con los estudiantes. y profesores también, pero principalmente enfocados en lo que voy a hablar.

Gracias por venir esta noche. Me disculpo; mi voz suena un poco ronca si nunca me has escuchado antes. Me desperté esta mañana con un resfriado terrible, y simplemente me golpeó. Tuve una prueba de COVID negativa esta mañana, así que creo que es solo un resfriado. Creo que es solo un resfriado porque vi a mi esposa tenerlo la semana pasada y mi hija lo tuvo justo antes que ella, así que es un ciclo y hemos estado tomando todo tipo de pruebas de COVID, comenzando la semana pasada, y son sigue saliendo negativo. Así que eso es algo bueno, pero es solo un resfriado miserable. Así que pido disculpas si tengo que parar y limpiarme la nariz o algo durante la presentación.

He estado haciendo estas presentaciones durante unos 15 años más o menos. Principalmente hago muchas asambleas estudiantiles. He hablado con unos 75,000 estudiantes en todo el estado de Minnesota y también en North Dakota, y realizo muchas sesiones de educación para padres como esta. A veces están emparejados, y les contaré más sobre eso en un momento.

Te cuento un poco sobre mi familia. Mi esposa, Vicki, es maestra de cuarto grado en Waconia. Tenemos cuatro hijos. Nuestro hijo mayor se graduó de la universidad, Katie. Comenzará en la U en la escuela de posgrado este septiembre. Nuestro hijo mayor está en Drake University en Des Moines, y luego tengo un hijo menor en Minnetonka High School y una hija en la escuela intermedia, también en Minnetonka. Y así pasamos, y hemos pasado, mucho tiempo navegando en este mundo tecnológico con nuestros hijos, razón por la cual están aquí esta noche: para, con suerte, recoger algunas ideas, consejos, trucos, cosas así que he aprendido. el camino.

En su folleto, hay un par de páginas, pero básicamente lo he dividido en unos 10 consejos, y esta noche solo cubriré los primeros cinco. Hay mucha información en este folleto. Si desea profundizar más en algunas de estas cosas, sin duda puede hacer clic en los enlaces y ver cosas como esa. Quiero señalar eso justo en la parte superior: bit.ly/DaveTips. Esa es la única dirección web que tiene que escribir, y este folleto de papel que está sosteniendo aparecerá en la pantalla. Luego puede hacer clic en cualquier enlace que se encuentre en ese folleto. Además, hacia la parte superior, hay un par de triángulos. Ese segundo triángulo hacia abajo, puedes ver algunos videos más si no estás cansado de escucharme después de nuestra hora juntos esta noche o si tienes un amigo de la familia o un pariente con el que quieras compartir. Siéntase libre de enviarles ese enlace, y podrán ver un par de esos videos que están ahí. Tengo varias charlas diferentes. Hay algunos medios de comunicación. He dado un par de charlas en mi iglesia, y luego a la derecha, lo que puede resultarle beneficioso, me he asociado con un terapeuta matrimonial y familiar, Mathew Meyers, y he hablado sobre los niños y la tecnología y cómo manejarlo. , cómo administrar y establecer reglas y expectativas y pautas. Esos videos también están ahí para ti.

Muy bien, voy a cubrir los primeros cinco o más consejos. El primero que tengo es probablemente un poco obvio, pero vale la pena señalar la importancia de que nuestros hijos sepan, por adelantado, nuestras expectativas con la tecnología. Hacemos eso para muchas otras cosas, pero cuando se trata de tecnología, a veces no lo hacemos necesariamente. A veces simplemente obtenemos el sistema de videojuegos y les permitimos configurarlo y comenzar a jugar, o les conseguimos un teléfono y lo encienden y comienzan a descargar aplicaciones y cosas así. Es importante que hablemos con nuestros hijos sobre cuáles son nuestras expectativas de la misma manera que establecemos expectativas para cuando van a la casa de un amigo o, a medida que crecen, cuando van a una fiesta de pijamas o a un campamento. viaje. Siempre establecemos algunas de estas pautas. Necesitamos recordar hacer eso también con la tecnología.

Una de las cosas que siempre enfatizo con nuestros hijos y cuando les hablo a los estudiantes es la regla de oro: trata a los demás como quieres que te traten a ti. Eso se aplica a la tecnología también. Escuchamos muchas cosas en las noticias: niños que se maltratan unos a otros o se intimidan entre sí a través de la tecnología. Mucho de eso se debe a que no están tratando a los demás con respeto a través de la tecnología. Y así, realmente recordarles a sus hijos la importancia de practicar la regla de oro cuando se trata de usar tecnología.

¿Quién aquí tiene niños en el nivel de primaria? La mayoría de ustedes. ¿Quién aquí tiene niños en el nivel de intermedia como yo? Aproximadamente la mitad de ustedes más o menos. Bien, ¿quién aquí tiene niños en edad de escuela secundaria? Está bien, unos tres de nosotros más o menos. ¿Quién aquí tiene hijos en la universidad o después de la escuela secundaria, o adultos? Los abuelos a veces vienen a presentaciones como esta, si tiene nietos. Bien, entonces la mayoría de nuestra audiencia son padres en edad de escuela primaria y intermedia. Me centraré en algunas estadísticas que encajarán perfectamente con su mundo.

Me gustaría que pensaras en aprender a conducir un automóvil. No solo le das las llaves a un niño, o tus padres no solo te dieron las llaves y te dijeron: "Está bien, ahora este auto, sal y averigua cómo conducirlo". Hiciste un libro aprendiendo sobre eso. Te sentaste en el auto con un instructor. Te sentaste con tus padres en el asiento del conductor. Tuviste toda esta práctica. Tenemos que hacer lo mismo cuando se trata de tecnología. No solo demos a nuestros hijos la tecnología. Sentémonos junto a ellos y ayudémoslos. Quiero decir, qué gran oportunidad tenemos como padres de ser la guía para ellos a través de este mundo de tecnología que están aprendiendo en lugar de simplemente dárselo y esperar lo mejor, similar a la educación del conductor.

Entonces, creo que es importante comenzar gradualmente cuando se va a usar la tecnología, no solo entregar las llaves desde el principio. Pero compartiré con ustedes algunas de las cosas que hicimos en nuestra familia. Esto no significa que esta es la forma en que tienes que hacerlo. Otras familias tienen valores diferentes. Lo que hicimos fue esperar hasta la intermedia para tener el teléfono inteligente. Algunas familias esperan hasta la escuela secundaria para esto. Conozco a algunos estudiantes de secundaria que aún no tienen teléfonos inteligentes y sus familias los están esperando. También conozco algunas familias cuyos hijos tienen teléfonos inteligentes y relojes Apple en los primeros años de la escuela primaria y sus hijos comenzaron a usarlos desde muy temprano.

Cuando se trata de redes sociales, esperamos hasta el noveno grado. Esperamos hasta la escuela secundaria para esto. Algunas familias, nuevamente, eligen las cosas de manera diferente. Pero nuestras ideas con esto es que vas a comenzar gradualmente. Nos va a mostrar que puede usar el teléfono. Puedes enviar mensajes de texto. Puedes navegar por la web. Mientras tanto, puede comenzar a aprender a hacer algunas aplicaciones diferentes e incluso algunos videojuegos. Pero vamos a esperar en las redes sociales hasta que estés en la escuela secundaria.

Y aunque mis hijos a veces venían a decirme: “Somos los únicos que no tenemos”, -no lo tenían-, yo sabía que había muchos más. En presentaciones como esta, escucho de otras familias: “Oh, hemos esperado hasta más tarde para las redes sociales. Estoy tan contenta de haber encontrado a alguien que esperó. Parece que todo el mundo se está apresurando”.

Entonces comienzas con esta idea de gradual. No era solo que comienzas la escuela secundaria y tienes acceso a todo. Tuvimos un lanzamiento gradual o gradual de algunas de las herramientas. Así que esperamos hasta la mitad de la escuela secundaria, hasta el segundo y tercer año, para comenzar cosas como Snapchat y TikTok, sin comenzar a tenerlo desde el principio. Hablaré más sobre los videojuegos de redes sociales en un momento. Solo quería resumir algunas de esas pautas que hemos implementado.

Si realmente necesita que sus hijos más pequeños tengan un rastreador GPS, una forma de llamarlo, enviarle un mensaje de texto, cosas así, personalmente no las he usado. Conozco a algunas personas que tienen niños pequeños que los han usado. Es como un reloj inteligente simplificado donde solo puedes llamar a mamá, papá y un par de contactos. Y algunos de estos permiten que los padres reciban una copia de cada mensaje que se envía a sus hijos, así que pensé en señalar un par de esas cosas si le interesan.

Una de las razones por las que esperábamos las redes sociales es que hay muchas investigaciones que dicen que el cerebro adolescente o preadolescente no está completamente desarrollado, esa corteza prefrontal, ese tipo de lógica de toma de decisiones parte de nuestro cerebro que tenemos más del tiempo como adultos no está realmente allí en esos años de escuela intermedia todavía. No es hasta más tarde en la escuela secundaria que comienzan a desarrollar realmente algunas de esas habilidades de decisión. Muy a menudo pueden publicar, decir, grabar o subir cosas que pueden volverse para atormentarlos, y realmente no lo han pensado detenidamente.

También se está publicando una investigación muy nueva que habla sobre el corto período de atención de muchas de estas herramientas de redes sociales. Al igual que las transmisiones de video en movimiento en Instagram y TikTok, algunos investigadores dicen que existe una correlación directa con un período de atención más corto y la incapacidad de sentarse ahora y, por ejemplo, ver un video de YouTube porque es demasiado largo. Y necesitan ese pequeño entretenimiento rápido de 10 segundos para ir al grano. Así que creo que hay muchas buenas razones para esperar el lanzamiento de algunas de estas cosas en lugar de ponerlas en manos de nuestros hijos a una edad temprana.

No sé si has seguido a Frances Haugen, la denunciante de la historia de la mujer que trabajaba en y hace como un año salió en Facebook para dar a conocer toda esta información en Facebook, que es dueña de Instagram. Saben, incluso en su empresa, que no es bueno para los adolescentes. Especialmente no es bueno para las niñas. Pero estaban escondiendo eso, manteniéndolo en secreto. Así que lo lanzó y ha hecho mucho para tratar de cambiar las cosas y cambiar lo que se sabe sobre las redes sociales y los adolescentes.

Algunos otros consejos que hemos implementado en nuestra casa son que mantener la tecnología en el dormitorio por la noche es un no-no. Lo tenemos fuera del dormitorio. La siguiente foto que tengo aquí es una foto no tan bonita del lugar de carga central que tenemos en nuestra entrada donde van los teléfonos celulares y el iPad de la escuela y cosas así. Incluso los teléfonos de mamá y papá están en ese lugar.

Entonces, nuestros hijos están desarrollando el hábito de dormir bien por la noche, no despertarse en medio de la noche y usar su teléfono, quedarse dormidos jugando videojuegos. Estamos tratando de desarrollar algunos de esos hábitos. Les estamos permitiendo tener esos dispositivos, y estamos tratando de incorporar algo de control y resistencia y cosas para comprender cuándo tomar descansos y así sucesivamente.

También puse en el folleto, debajo del n.° 1 con un triángulo justo al lado, mi recurso favorito, que es Common Sense Media. ¿Quién aquí ha visto Common Sense Media antes? Bien, tal vez ocho o más de nosotros lo hayamos hecho. Es un gran recurso. Arriba en la pantalla hay una imagen de su acuerdo de medios familiar. Es un contrato que puede tener con su hijo y lo ayuda a tener una charla técnica con sus hijos sobre cómo usar la tecnología y las redes sociales, con quién compartirán sus contraseñas, qué tipo de cosas tomarán fotografías, y así. Solo lo pongo como ejemplo. Volveré a Common Sense Media en un momento. Compartiré un par de últimos consejos y luego pasaré al n.° 2.

Un amigo mío está casado con un psicólogo infantil, y su consejo para los padres me pareció realmente bueno y, a veces, lo hago con mis propios hijos. Él dijo: "Cuando tenga conversaciones con sus hijos, hágales preguntas hipotéticas: '¿Qué harías si esto sucediera?' en lugar de preguntar directamente: '¿Alguna vez has hecho esto?'". Por ejemplo, ¿qué harías? si fueras a la casa de un amigo y estuvieran mirando fotos de personas desnudas en la computadora? ¿Qué harías si estuvieras en el autobús y alguien estuviera mirando algo inapropiado en su teléfono o tomando fotos y publicándolas? Si les preguntas hipotéticamente, entonces puedes tener una conversación con tu hijo al respecto, pero tan pronto como digas: “¿Alguna vez has mirado a las personas en línea? ¿Alguna vez has hecho X, Y y Z?”, Inmediatamente se ponen en modo de defensa. Mientras que, de lo contrario, si han hecho algo, de repente no tienen miedo de meterse en problemas por ello. Así que te animo a que hagas eso.

Y el último consejo que tengo sobre este tema es: usemos esos errores que los niños van a cometer como momentos de enseñanza. Todos queremos que nuestros hijos sean buenos, y queremos estar orgullosos de ellos y que no les suceda algo vergonzoso o que hagan algo malo que otras personas descubran que nuestro hijo hizo. Pero nuestros hijos van a cometer errores. Y cuanto antes podamos entender que van a cometer esos errores, podemos usarlos como momentos de enseñanza en lugar de criticarlos. Especialmente en esos primeros años de la escuela primaria y intermedia cuando solo están probando las aguas y probando sus propias cosas y aprendiendo cómo funciona el mundo, si eres muy duro con ellos como, “¡No puedo creer que hayas hecho eso! ¡Sin teléfono por una semana! Estás castigado”, esas consecuencias realmente duras evitarán que el niño quiera volver a ti y pedirte cualquier tipo de ayuda o consejo sobre algo relacionado con la tecnología o lo que sea el problema porque van a ser temeroso de esas consecuencias.

El segundo consejo del que voy a hablar esta noche se reduce a modelar específicamente el tiempo de pantalla saludable y el tiempo de pantalla de entretenimiento. Las investigaciones muestran que los padres que asesoran activamente a sus hijos en esto tienen relaciones más sanas que aquellos que dejan que sus hijos se adentren en Internet o que bloquean todo. Así que queremos ayudar a nuestros hijos a superar esto. Depende de nosotros ser un buen modelo.

Tengo una foto aquí arriba: esta es mi hija menor, Megan, cuando era muy joven. Al principio de su vida, su rutina a la hora de acostarse consistía en que yo le leía cuentos, la ayudaba a cepillarse los dientes y la acostaba. Mi esposa lo haría la noche siguiente, y cambiaríamos entre niños cada dos noches. Bueno, me da vergüenza decir esto, pero tendría mi teléfono en una mano y me cepillaría los dientes con la otra, revisando correos electrónicos, Twitter, Facebook, lo que sea. Cuando creciera y estuviera leyendo, sacaría mi teléfono. Y luego ella, cuando era una niña pequeña, me llamó la atención. Ella dijo: “Cuando mamá está conmigo, solo lee, y cuando papá está conmigo, él siempre tiene su teléfono”. Y me golpeó fuerte, y pensé: “Mi hijito tiene razón. Necesito concentrarme en ella.

Así que lo comparto con ustedes solo para mostrarles que todos cometemos errores, y aquí estoy, saliendo y hablando con la gente sobre la crianza de los hijos y la tecnología mientras mi pequeño me señala que no soy muy equilibrado en mi uso de la tecnología y No le estoy prestando atención. Ese fue un momento importante, y cambió la forma en que hacía todo. Ya no había teléfono a la hora de acostarse. Me concentré en ella y me concentré en cada niño. Realmente he tratado de establecer algunos límites sobre eso para mis hijos. Probablemente te dirán que tenemos demasiadas conversaciones al respecto y que se cansan de las conversaciones al respecto, pero creo que es importante.

En su folleto, en el número 2, uno de mis oradores favoritos y áreas de mayor aprendizaje sobre esto ha sido Tristan Harris. Tiene un par de excelentes TEDTalks y apareció en el documental The Social Dilemma en Netflix hace unos dos años. Te sugiero encarecidamente que veas The Social Dilemma. Lo he visto un par de veces. En realidad, es bastante fascinante verlo después del 6 de enero. Salió antes del 6 de enero y de todos los disturbios del Capitolio, pero sigue la vida de una familia de adolescentes a los que les gusta la tecnología. Están tratando de lidiar con tener un equilibrio de esto. Pero luego también comienza a compartir e informarle sobre cómo Silicon Valley y muchas empresas que desarrollan tecnología en realidad nos han estado manipulando y han sido diseñadas a propósito y persuasivamente para captar nuestra atención. Están utilizando parte de la mejor psicología que han aprendido sobre nosotros como humanos.

Esencialmente, lo que necesita saber es que Tristan Harris tiene un podcast llamado Your Undivided Attention. Es excelente. Te sugiero que mires sus recursos. Una de las cosas de las que habla Tristan en su TEDTalk es que las compañías de tecnología están usando algunas de las mismas cosas que usan los juegos de azar y los casinos para que quieras jugar: luces brillantes, colores brillantes, campanas, luces intermitentes, sonidos. Y la investigación muestra que, cuando ese tipo de cosas suceden, obtienes pequeñas dosis de dopamina en tu cerebro. Eso nos hace sentir bien. Estamos jugando este juego y estamos ganando cosas. Bueno, Tristan ha hablado durante años de que nuestros teléfonos son como máquinas tragamonedas de bolsillo. En lugar de tirar hacia abajo del mango, tiramos hacia abajo con los pulgares y refrescamos. ¿Recibimos nuevos mensajes, más Me gusta? ¿Hay más publicaciones, más contenido? Es una especie de cableado de nuestro cerebro para querer más y más de esto y obtener estas inyecciones de dopamina.

Nuestros hijos también tienen que lidiar con esto. Mientras están en las redes sociales y en la tecnología y los videojuegos, obteniendo vidas extra y puntos de bonificación y cosas así, están recibiendo estas inyecciones de dopamina. A medida que obtienen seguidores y me gusta, se les anima a seguir obteniendo más, hacer más o seguir desplazándose. Tristan habla sobre toda la racha de Snapchat. Si está familiarizado con Snapchat, sabe que la aplicación rastrea cuántos días ha estado enviando mensajes a alguien. Si Caroline y yo somos amigas de Snapchat, cada día que le hago Snapchat, sigue funcionando un pequeño contador. Eso fue diseñado a propósito para mantener a las personas motivadas para mantener estas rachas y ver qué tan alto puede llegar su número. Así que estos niños se sienten obligados a seguir chateando con alguien durante años y años y años, todos los días, y envían una foto de su pie o de un lado de su cara o lo que sea solo para mantener sus rachas. Tienen cientos y cientos de amigos, y algunos de ellos tienen que pasar por Snapchat con cada persona todos los días para que siga funcionando.

Estamos empezando a ver algo de esto reflejado en películas además de The Social Dilemma. Tanto The Mitchells vs. the Machines como Ron's Gone Wrong tratan sobre estas empresas tecnológicas, donde su fundador, irónicamente o tal vez a propósito llamado Mark, como Mark Zuckerberg, y alguien como Tim Cook, el jefe de Apple, controlan a las personas con sus tecnología o con sus robots o con sus plataformas de redes sociales. Así que estamos empezando a ver más y más de esto por ahí donde se está convirtiendo en la corriente principal. Y, afortunadamente, la gente está comenzando a discutir esto, comenzando a darse cuenta de lo que la tecnología nos ha hecho y su diseño persuasivo y cómo hay estos algoritmos detrás de las cosas. Tengo muchos recursos en mi folleto que hablan mucho sobre esto.

Voy a seguir adelante, pero realmente vale la pena aprender más, solo para ustedes. Dondequiera que esté en el espectro político, dondequiera que esté investigando diferentes cosas, comenzará a aprender cómo algunas de estas herramientas, ni siquiera a propósito al principio, nos han manipulado casi por error para ver estos videos y siempre poner contenido que otras personas han mirado y siguen mirando por ahí, que tienden a ser las más extravagantes o escandalosas u ofensivas. Estos algoritmos informáticos en segundo plano nos están alimentando con estas cosas. Estos son los tipos de cosas que realmente están cambiando nuestra sociedad y nuestro discurso y nuestro diálogo político y nuestra capacidad de tener ese diálogo entre nosotros. Estos son los tipos de cosas que podemos ayudar a nuestros hijos a aprender, y podemos ayudarlos a comprender la razón.

Podemos tener una conversación y decir: “Cuando inicias sesión en YouTube, ¿por qué crees que aparecen esos videos? Y luego piensa en qué videos ves más. ¿Por qué crees que están ahí? Es una computadora la que los está poniendo allí. No es solo aleatorio, pero ¿por qué? Comience a tener esas conversaciones con sus hijos, hágalos pensar críticamente sobre esto. Cuéntales a tus hijos sobre los viejos tiempos cuando tenías que presionar el botón "Reproducir" en el próximo episodio de algo. Luego, puede sorprenderlos hablando de los viejos tiempos cuando solía caminar hasta el buzón para obtener el DVD de Netflix, y sorprenderlos aún más diciendo que solía conducir hasta una tienda y elegir una película. . Todo esto está diseñado a propósito para mantenernos enganchados y seguir viendo el mundo del entretenimiento. Estas son habilidades importantes que necesitamos para ayudar a nuestros hijos a pensar críticamente y ser conscientes de ellas.

Hay algunas citas que tengo en algunas de las próximas diapositivas, y me preocupan un poco. Netflix dice: "Estamos compitiendo con el sueño". Snapchat dice: "La combinación de las redes sociales y los medios ha producido resultados comerciales increíbles, pero ha socavado nuestras relaciones". Hemos desarrollado este tipo de comunicación superficial y sin sentido. Realmente no podemos hablar entre nosotros, pero vaya, ha dado excelentes resultados comerciales. O: tenemos estos bucles de retroalimentación impulsados por la dopamina, pero estamos arruinando a la sociedad.

No sé si alguna vez has profundizado en algunas de estas cosas, pero no me pondré demasiado nerd contigo aquí. Es bastante fascinante el tipo de cosas por las que puedes dirigirte a las personas. No sé si ha oído hablar, hace años durante las elecciones, de cómo estaban apuntando y podrían apuntar a segmentos muy específicos y pequeños de personas con anuncios políticos. Esta es una captura de pantalla de la publicidad de Facebook donde puedo dirigirme a las personas en función de sus ingresos, el estado de su relación, los alimentos que les gustan, el tipo de moda que les gusta o la política. Es casi como si fueran una especie de ratas de laboratorio aquí. Y como dice Tristan, “si no estás pagando por el producto, tú eres el producto”. Cosas importantes a las que prestar atención y ayudar a nuestros hijos.

¿Alguien sabe qué es "FOMO"? Hice esa pregunta hace unos años y, en ese momento, la mayoría de la gente no había oído hablar de ella, pero ahora es casi común que la gente sepa que significa "miedo a perderse algo". Tenemos esta necesidad de registrarnos, y nuestros hijos también la tienen, y podemos ayudarlos a aprender a equilibrar esa necesidad y no tener que estar siempre desplazándose por las redes sociales.

Aquí hay un par de caricaturas divertidas que resaltan que muchos de nosotros estamos mirando nuestros teléfonos. Esta es una campaña de servicio público en Singapur donde muestran casi lo que tuve con mi hija: que los teléfonos casi pueden ser una barrera para las relaciones.

Sin duda hay grandes cosas acerca de la tecnología. Mi trabajo de todo el día es trabajar con tecnología y ayudar a maestros y niños con tecnología, pero debemos mantenerlo en equilibrio y, con suerte, no necesitamos ponernos un cono de vergüenza para que esto suceda.

En el folleto, pasaré a Prince EA. Tiene un video que creo que se produjo hace unos seis años que afirma que el ser humano promedio pasa alrededor de cuatro años de su vida mirando su teléfono inteligente, y eso fue hace seis años. Y ahora, ¿sabes cuál es ese número? Ese número es nueve. Nueve años de nuestras vidas. Creo que es importante ayudar a los niños a experimentar "JOMO". ¿Sabes qué es “JOMO”? “Alegría de perderse”. Para no tener que ir siempre a sus teléfonos cuando hay tiempo de inactividad, o ir siempre a su iPad, ir a su videojuego. Y podemos modelar eso. Si estoy esperando en la fila del supermercado con mi hijo, podría usar mi teléfono y comenzar a buscar en mi teléfono, o podría pararme allí y hablar con mi hijo y mostrarle que no siempre tengo para ir a mi teléfono y simplemente hacer algo con mi tiempo libre. Para experimentar aburrimiento y tiempo de inactividad y tiempo de conversación y tiempo de conversación.

Si cambia la cantidad de tiempo que pasa en su pantalla en solo siete minutos al día, eso suma 40 horas por año. Si extrapola eso, podría terminar con enormes cantidades de tiempo en las que podría estar haciendo otras cosas o teniendo conversaciones o mirando la pared y el techo y ayudando a sus hijos con eso.

Tenemos reglas en nuestra casa que compartimos hace mucho tiempo, y nuestra regla era: debes estar donde están tus pies. Si sus pies están debajo de la mesa de la cocina, ahí es donde usted también debe estar, no en otro lugar, aislado de las personas que lo rodean. Comidas sin tecnología. Tenemos esa misma regla para los autos en nuestra casa. No tenemos tecnología en nuestros autos. O hablas con mamá y papá y las otras personas en el auto o simplemente te aburres, escuchas la radio, miras por la ventana.

Creo que es importante señalar la diferencia entre el tiempo de pantalla educativo y de entretenimiento. Afortunadamente, hace unos cinco años, la Academia Estadounidense de Pediatría cambió sus recomendaciones sobre el tiempo de pantalla y dejó de llamarlo simplemente "tiempo de pantalla". Comenzaron a hablar sobre el tiempo de pantalla de entretenimiento versus el tiempo de pantalla de educación, lo cual es muy bueno porque, cuando crecí en los años 70, la pantalla era el televisor y esa era la única pantalla. Entonces, el tiempo de pantalla era solo entretenimiento. Pero ahora, se está aprendiendo mucho sobre la tecnología, por lo que debemos controlar ese tiempo de pantalla de entretenimiento.

Ciertamente ha aumentado con COVID, todo el tiempo que pasamos en las pantallas. Aislé nuestra casa y mostré todo el tiempo que nos entreteníamos con pantallas. Pero tenemos reglas y pautas en nuestra casa que compartiré contigo. No es exactamente lo que tienes que hacer, pero solíamos decir que hay unos 30 minutos al día para los videojuegos. A medida que mi hijo creció y ahora está en la escuela secundaria, cambiamos eso y puede pasar hasta una hora con videojuegos, hasta una hora viendo videos y luego unos 30 minutos en las redes sociales. Te mostraré cómo poner esos temporizadores en su lugar en solo un momento.

Si decides hacer cambios, no los reduzcas de repente de manera súper drástica. Realice algunos cambios gradualmente y hable con sus hijos sobre por qué va a realizar algunos de estos cambios. Entonces, si decides sentarnos en un restaurante y no tener ningún dispositivo encendido, será un poco difícil cuando lo intentes por primera vez. Entonces, tal vez diga: "Una vez que llegue la comida, guardaremos los dispositivos y hablaremos sobre el resto de la comida", en lugar de simplemente dejar de comer y que sus hijos lo hagan con usted.

Otra cosa que hice y alenté a mis hijos a hacer es desactivar las notificaciones. Hay tantas cosas en nuestros dispositivos. Todas estas aplicaciones, cada vez que quieren su atención, están diseñadas para atraerlo y maximizar el tiempo de observación en su aplicación. Cuando desactiva las notificaciones, puede comenzar a tener algo de JOMO, en lugar de todas estas insignias rojas, como, "Oh, ¿debería tener cientos de Snapchats o tantas vistas en las publicaciones y comentarios de Instagram".

Esto es en un iPhone. Si va a Notificaciones y se siente cómodo con eso, puede deslizar el botón superior para apagar todas las notificaciones. Es bastante asombroso. En mi teléfono solo tengo notificaciones de mensajes de texto, calendario, citas y las tengo encendidas durante la semana para los correos del trabajo. Pero no tengo todas estas otras aplicaciones. No tengo la aplicación de ESPN lanzando anuncios, interrumpiéndome a lo largo del día con titulares de noticias u otras cosas por el estilo. Si no ayudamos a nuestros hijos a configurar algunas de esas mismas configuraciones, se verán inundados con todas estas notificaciones para videojuegos y redes sociales, etc. Entonces, comience a aprender a una edad temprana cómo tomar el control de su teléfono en lugar de que él los controle a ellos.

No sé si sabes esto, pero creo que puedes presionar prolongadamente la luna, tanto en Google como en Apple, y decir: "No me molestes". Esta es una gran habilidad para enseñar a nuestros hijos. Cuando entremos en una sala de cine, encendamos nuestros teléfonos en No molestar. O vamos a entrar en esta obra, o vamos a ir a la iglesia, o vas a comenzar la tarea ahora mismo, así que activemos No molestar durante una hora o hasta que abandones este lugar. Encendí esto antes de comenzar esta presentación porque no quiero que mi teléfono se apague ahora mismo en mi bolsillo porque, aunque estoy haciendo esta presentación ahora frente a todos ustedes, me preguntaría: "¿Qué está pasando?" ¿sobre? ¿Alguien me necesita? Tengo tantas notificaciones. ¿Qué está pasando ahora mismo?

Entonces, ayudar a nuestros hijos a aprender a manejar esas distracciones. A una edad temprana, debe mantener la tecnología separada de ellos. A medida que crecen, debe ayudarlos a aprender a no distraerse con otras aplicaciones y otras cosas mientras hacen la tarea en sus herramientas tecnológicas. Queremos desarrollar estas habilidades con nuestros hijos ahora mientras están bajo nuestro techo porque, en unos pocos años para aquellos de nosotros que tenemos estudiantes de secundaria o mayores como yo, no estarán bajo su control. Están viviendo la vida. Y esperamos que sigan las expectativas y las mejores prácticas y las cosas que hemos implementado, pero tenemos que prepararlos para eso.

¿Quién aquí ha usado Screen Time? Bueno, aproximadamente la mitad de nosotros lo hemos hecho. En Android, se llama Bienestar Digital. Lo que te permite hacer en tu Android o Apple es configurar algo llamado Family Link. En Apple, lo llaman Family Sharing. Puede configurar esto para que pueda tener su propia configuración de tiempo de pantalla del teléfono en sus iPads o tabletas o cosas por el estilo. Como puedes ver aquí, este es mi teléfono. Sin embargo, si notas la esquina inferior izquierda, esa es mi hija, Megan. Puedo tocar eso y ver todas sus configuraciones y el tiempo que pasa en cada aplicación y cuántas notificaciones la interrumpen. no es perfecto Por ejemplo, uso Google Maps casi todos los días, hacia y desde el trabajo. Cuenta como tiempo de pantalla aquí. No necesariamente contaría eso, pero infla mi tiempo frente a la pantalla. Entonces, si estás escuchando música o algo así, surgirán cosas como esa y tendrás que usarlo con un grano de sal y lo que realmente está midiendo.

También le señalaré, a la izquierda en rojo, "Restricciones de contenido y privacidad". Ese es un filtro web gratuito en cada iPhone donde puede bloquear contenido para adultos y sitios web con solo girar una perilla. Puede encenderlo en su teléfono, y puede encenderlo en el teléfono de su hijo y puede bloquearlo para evitar que lo apaguen. Qué gran herramienta para nosotros mantenerlo un poco más seguro con algunas de estas cosas en su lugar.

Y así podemos establecer estos límites de tiempo. Donde dice Límites de la aplicación en naranja o Tiempo de inactividad en púrpura, puede establecer límites. Como dije, mi hijo recibe 30 minutos de redes sociales al día en Instagram y Snapchat cuando era estudiante de secundaria. Entré en su teléfono y lo cambié para que esas dos aplicaciones para redes sociales permitan 30 minutos en total. Y luego obtiene esa cantidad de tiempo. Debo decir que este es mi hijo menor. Una vez que se acaba el tiempo, aparece un botón que dice "Solicitar más tiempo" y, en ocasiones, pide más tiempo. Si está en la casa de un amigo o algo así y están jugando, quiere más tiempo frente a la pantalla. Entonces me envía una solicitud o me envía un mensaje de texto diciendo: "¿Puedo tener más tiempo frente a la pantalla? Estamos jugando a un videojuego. Así que poner algunas medidas de seguridad en su lugar para que no pasen todo su tiempo en un pergamino interminable, pero puedan pasar parte de su tiempo en eso, les ayudará a superar eso.

De hecho, la investigación dice que la cantidad de tiempo oportuna es de alrededor de 20 a 30 minutos en la escuela secundaria. Un poco más que eso y muestra una correlación más fuerte entre la depresión y los sentimientos negativos sobre las cosas, si solo están desplazándose. Hemos hablado de JOMO. Creo que es muy importante brindarles a sus hijos experiencias alejadas de la tecnología, para que aprendan ese equilibrio.

Les dije que iba a hablar más sobre Common Sense Media, y en los últimos 15 minutos aquí, hablaré sobre más de estas cosas. En Common Sense Media, les mostré ese acuerdo de medios. Tienen muy buenos recursos. Creo que la mitad de ustedes las ha visto antes, pero estas son solo algunas capturas de pantalla de Common Sense Media. Tienen reseñas de libros, reseñas de películas, reseñas de videojuegos y preocupaciones de los padres.

A veces he tenido padres que se me acercan con algunos problemas realmente difíciles. Son como, "Estoy divorciado y mi ex no tiene reglas, y estoy tratando de establecer algunas reglas y pautas". Bueno, justo en Common Sense Media, puede ir a la sección de preocupaciones de los padres y tienen una sección completa para padres divorciados, hablando de ciertas reglas y expectativas. Tienen muchas cosas geniales aquí.

Puede profundizar y ver todas estas reseñas de cosas como aplicaciones, programas de televisión o películas y para qué edad se recomiendan. Mi esposa y yo usamos esto todo el tiempo para ver de qué se trata algo. Nos desplazaremos hacia abajo y leeremos el pequeño párrafo, la versión de Cliff Notes de la película. También le dan sugerencias para hablar con sus hijos después de que lo hayan visto, sobre qué puede conversar con ellos.

Lo usamos tanto que, si nuestros hijos quieren ir a ver una película o algo así, dirán: "Bueno, ya lo revisé". Dirán: "En Common Sense Media, dice mayores de 11 años". Nuestra hija dirá que ya se fue y lo revisó, así que lo sabe.

Y me gusta el hecho de que tienen un boletín gratuito aquí para los padres que prefieren un boletín por correo electrónico. Lo bueno de esto es que me ayudará a estar al tanto de algunas de las últimas herramientas tecnológicas, y puedo desplazarme muy rápido, leer los encabezados con viñetas y luego simplemente eliminarlo, y al menos conozco algunas de las nuevas cosas que están saliendo, algunas de las aplicaciones, o cosas a tener en cuenta, como lo que están haciendo nuestros hijos.

No soy un gran jugador de videojuegos, pero estuve en una presentación hace dos semanas y un padre me preguntó sobre Discord. Y dije: "No sé qué es eso", pero lo busqué allí mismo en Common Sense Media y leí todo al respecto. Es una especie de red social con un chat de video para jugadores. Así que muchas herramientas útiles en eso.

También mencioné el Centro de Tecnología Humana. En el n.° 3 de su folleto, tengo un enlace directo a algunos de sus recursos para padres. Conozco a Max Stossel, que trabaja con padres y ha dado excelentes charlas. Ayudó a producir El dilema social. Tienen recursos realmente buenos que, a medida que sus hijos son mayores, pueden ver algunos de estos videos juntos. No sé si puedes ver algunas de esas TEDTalks con un niño de primaria, pero ¿los de intermedia? Puede sentarse con un estudiante de intermedia y ver esa charla TED de 15 minutos sobre cómo la tecnología está diseñada para persuadirlo y luego comenzar a hablar con su hijo al respecto.

Consejo #4: Filtros y restricciones. Ya me sumergí en Apple Screen Time, que es uno de mis favoritos directamente en mi teléfono. Hablaré más sobre eso en un momento. Pero otra cosa en la que pensar es en el WiFi de tu casa. Aquí en la escuela, el gobierno federal requiere que tengamos filtros de Internet para que los niños no puedan acceder a cosas inapropiadas y desagradables, pero cuando van a casa, si están usando uno de sus propios dispositivos o su WiFi, es posible que no lo hagan. ser filtrado. O están usando un dispositivo personal.

Entonces, una de mis herramientas favoritas para eso, y es gratis, es OpenDNS. ¿Alguien aquí usó OpenDNS antes? Un par de personas. Yo uso esto en casa. Como cualquier filtro, no es perfecto, pero emite una gran mayoría de cosas. Fui a su sitio web, obtuve esta nueva cosa WiFi llamada antena de enrutador Orbi WiFi para nuestra casa. En el panel de control, cuando inicia sesión y configura su cuenta, puede ingresar y elegir la dirección, el DNS al que desea que apunte, y simplemente ingrese estos dos números largos que parecen números de teléfono. Y lo que sucede es que todo nuestro tráfico de Internet va primero a OpenDNS y dice: "¿Está bien mostrarlo o no?" Si es así, aparece en nuestras pantallas en casa. Es como si tuviéramos un filtro en casa.

Puede volverse súper técnico con esto, súper nerd si lo desea, y elegir diferentes categorías de todas las cosas que podría optar por bloquear y otras cosas que quizás no opte por bloquear. Tienen cosas llamadas Lista blanca o Lista negra donde puedes activar y desactivar cosas que no quieres que se bloqueen. Es posible que obtenga algunos falsos positivos que no desea que se bloqueen. Esta es una captura de pantalla de algunos de los falsos positivos que hemos obtenido en casa, como ZipRecruiter. Club Penguin fue bloqueado. No pudieron entrar. Entonces, todo lo que hicimos fue ingresar a la Lista blanca y decir: "Permitir siempre clubpenguin.com", guardarlo, y luego pudieron hacerlo.

Hay otros productos por ahí. No puedo hablar personalmente sobre probar estos otros, pero a muchas familias les gusta Circle, o lo que se llama Disney Circle a veces. Dicen: “Usa eso”. Usa ARCO. Ya he mencionado Screen Time.

Aquí hay un par de capturas de pantalla que muestran cómo puede ingresar. Si mira en la parte inferior derecha de la pantalla que aparece, donde dice "Contenido web", he bloqueado todo el contenido para adultos en mi teléfono. No necesito ver eso, no necesito que mis hijos vean eso cuando toman prestado mi teléfono y en sus teléfonos. Y también puedes hacerlo para las calificaciones aquí. Eso es solo para las herramientas de Apple, como una película de Apple o Apple Music. Entonces, si están usando algo como Spotify, debe ir a esos sitios y aplicaciones separados. En el n.° 4 de su folleto, he enumerado enlaces a muchas de estas cosas, dónde puede acceder a los controles parentales en Netflix, dónde puede hacerlo para proveedores de cable y música, etc.

Y lo último que haré aquí antes de que se acabe el tiempo: creo que es importante evitar los videojuegos violentos. Hay bastante investigación que muestra que los videojuegos violentos tienden a hacer que los niños sean más agresivos en sus comportamientos y acciones que otros. Hay muchos videojuegos violentos por ahí, así que soy fanático de evitar esos videojuegos. Viste cómo mostré en esas pantallas nuestras pautas para el lanzamiento gradual. Retrasamos Fortnite hasta que nuestro hijo cumplió 16 años. Está jugando con Minecraft, está jugando con Rocket League y algunos de estos otros juegos, como Mario Brothers, Nintendo, cosas así con sus amigos, pero no está haciendo lo realmente violento. Juegos de vídeo. Ciertamente hay muchos de ellos que son populares ahora. Incluso las escuelas secundarias, no aquí, pero algunas escuelas secundarias tienen clubes o equipos para videojuegos.

La razón por la que le digo esto es porque, en el número 5, el Dr. Dave Walsh es un autor. Solía ir al circuito de noticias, a los programas matutinos de entrevistas y hablar sobre la crianza de los hijos y esas cosas. Es un chico local de Twin Cities. Creó un instituto de investigación y su organización, creo que a principios de la década de 2000, primero impulsó las reseñas de videojuegos para los padres. Pero bueno, una de las cosas de las que habló con los videojuegos es la repetitividad de la historia que se está jugando o el papel del adolescente. Es como si tuviera que preguntar qué es lo que su hijo está aprendiendo en este videojuego que está jugando una y otra vez, y ¿quiere que tenga esa narrativa repetida en su cabeza? Así que creo firmemente en evitar los videojuegos violentos. Como he dicho, sé que no es completamente posible, pero podemos intentar aplazar eso hasta un poco más tarde en los años de la escuela secundaria.

Así que estoy fuera de tiempo. Quiero agradecerte por tu tiempo esta noche. Como dije, hay mucho en ese folleto. Solo superamos la mitad de ellos. Hay más investigaciones debajo de cada una que no saqué, pero espero que te hayan resultado útiles. Siéntase libre de compartir ese bit.ly/DaveTips con cualquier otra persona que pueda encontrarlo útil. Muchas gracias por su tiempo y por venir a escuchar sobre este tema.